El magosto, la fiesta estrella del otoño

31/10/2018 - ,

¡Llega el tiempo de magosto! Si es que el otoño sólo tiene cosas buenas. Los colores que puedes admirar en la naturaleza, el crujir de las hojas bajo tus pies, las castañeras que se instalan a cada esquina de la ciudad y que desprenden ese magnífico olor a castaña asada… En Ourense, además, el magosto se convierte en una fiesta muy especial. ¡No por nada tenemos hasta un día festivo, San Martiño! Y con él un montón de eventos y actividades que giran en torno a esta fiesta tan especial. ¡Prepara ya tu montón de castañas y descubre con nosotros cómo se originó el magosto!Hoguera magosto - Caldaria

El origen del magosto

El magosto se encuentra estrechamente relacionado con otra fiesta de origen celta, Samaín. Es la fiesta de origen celta pagana más importante de toda Europa. La noche del 31 de octubre al 1 de noviembre se celebraba el final de las temporadas de cosechas. Era considerado una especie de ‘’Nuevo Año Celta’’. Escrito como ‘Samhain’, en su forma original gaélica significaba ‘fin del verano’.

Y precisamente el magosto tiene su origen en una fiesta en torno al fuego y a las castañas asadas como gesto de honra hacia las cosechas. El frío de esos días de otoño y el descenso de labores en el campo invitaban a la reunión alrededor del fuego con algunas de las mejores viandas, desde castañas a chorizos sin olvidar un buen vino y coronarlo todo con una gran queimada. Un plan que no se puede rechazar.

“El magosto de Ourense fue declarado fiesta de interés turístico de Galicia en 2008”

Si en algún lugar está especialmente arraigada la celebración de los magostos es en Ourense, que tienen lugar con motivo de la celebración de San Martiño, patrón de la ciudad. Cada 11 de noviembre, festivo local en la ciudad, Ourense se llena de olor a castaña y crepitar de brasas. Tanto es así que el magosto de Ourense se convirtió en 2008 en fiesta de interés turístico de Galicia. El año pasado, sin ir más lejos, se llegaron a asar 1.000 kilos de castañas. ¡Casi nada!

Magostos

Cómo celebrar un magosto tradicional

“Con castañas y vino nuevo, ya no muere el pueblo”, así reza el refrán y así debe ser un buen magosto. Lo primero que necesitas para celebrar un gran magosto es reunirte con un buen grupo de amigos.

Prepara unas deliciosas provisiones. Escoged lo que más os guste: refrescos, agua, un buen vino, carnes, aperitivos… Pero lo que no debe faltar son las castañas y unos buenos chorizos para hacer en las brasas.

Con todo listo, buscad un bonito claro en el monte donde prepararlo todo. Cerca de Laias, Arnoia o Lobios encontrarás parajes inmejorables.

Una vez instalados preparad un buen fuego, eso sí, seguro y bien delimitado -no olvidéis pedir los permisos pertinentes- para calentaros, preparar la comida y, finalmente, asar las castañas.

Lo que falta es disfrutar de la naturaleza, de la charla, de la compañía y de la comida, pero eso vendrá solo. Píntate la cara con carbón, ríete incluso si cae un chaparrón y vive el magosto al 100%.

Relax en Caldaria

Planes post-magosto

Y si las castañas te han sabido a poco (siempre hay una lucha por ver quién come más), no te preocupes. En Caldaria tenemos una promoción que puede interesarte para estos días de otoño, el Outono Gastronómico. Tres exquisitos menús en nuestros tres balnearios (Laias, Arnoia y Lobios), todo acompañado de un desayuno buffet, acceso libre a las piscinas de agua mineromedicinal y una noche de alojamiento en habitación doble.

Y si ya quieren celebrar el otoño por todo lo alto… recuerda que aun nos quedan algunos puentes que disfrutar. Y qué mejor que relajándote en nuestros balnearios con nuestra propuesta Puentes de otoño con tres tratamientos termales que no olvidarás: Caelerus en Arnoia, Romano en Laias y Aquis en Lobios. Además, podrás disfrutar de tres noches de alojamiento y desayuno buffet.

Así que ya te hemos hecho el plan: primero una hoguera con castañas para disfrutar del encanto del magosto y después relax y desconexión en Caldaria. ¡Y viva el otoño!