Los nuevos retos del turismo termal

Los nuevos retos del turismo termal

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

El termalismo está de moda. Es un hecho que las cifras verifican ya que se registra un crecimiento de un 5% al año, según la Asociación Nacional de Balnearios (ANBAL). Nuestro país cuenta con una gran cantidad de balnearios y Galicia es la segunda Comunidad Autónoma (después de Aragón) con más balnearios en activo, por lo que establecer una línea en común entre turismo y termalismo es fundamental para el crecimiento de cualquier región.

Expertos en turismo y termalismo, que se reunieron en el Congreso Internacional RAIA TERMAL ‘’Termalismo 2010-2017: dinamización de los territorios y reto demográfico’’ en el mes de septiembre de este año en el Hotel Balneario Lobios Caldaria trataron uno de los retos actuales  del sector turístico: el termalismo como base del crecimiento rural. En nuestro país, por norma general, los balnearios son establecimientos que se encuentran en plena naturaleza (como lo hacen los de Grupo Caldaria - Laias, Arnoia y Lobios-), por lo que son un referente de empleo directo en el entorno rural y el punto de unión para el empleo indirecto en el sector turístico de las zonas en las que se encuentran (hoteles, restaurantes, empresas de organización de eventos,etc).

Uno de los retos a los que se enfrenta ahora el sector turístico pasa por la colaboración entre establecimientos y las relaciones fluidas entre balnearios y sector hostelero con los Ayuntamientos de las localidades en los que se encuentran. Solo a través de esa colaboración se puedan establecer planes de crecimiento tanto a nivel laboral como demográfico. Cuanta más oferta turística tenga una localidad no solo tendrá un mayor número de visitas sino que aumentarán los establecimientos para cubrir la demanda: hoteles para pernoctar en el caso de lugares con balnearios que no tengan hospedaje, restaurantes para ofrecer comidas o empresas de rutas turísticas para completar la oferta termal.

Turismo termal

¿Y el turismo extranjero?

Otro de los retos a tener en cuenta en nuestro país es cómo reunir una oferta atractiva para los turistas extranjeros. El nuevo modo de entender el turismo pasa por ‘olvidar’ al turista local y centrarse en ofrecer al resto del mundo los atractivos, no solo del balneario en cuestión, sino también de la zona en el que se integran ofreciendo naturaleza, turismo rural - tan en auge en los últimos tiempos - actividades complementarias relacionadas con la naturaleza o viajes (tours) a zonas cercanas para descubrir su patrimonio cultural.

Los touroperadores internacionales tienen muy claro el concepto del turismo termal ya que, en diferentes zonas del planeta (Latinoamérica, por ejemplo) ya está integrado dentro de la oferta turística. Es sin embargo, en estas zonas donde la necesidad del sector pasa por fomentar el termalismo saludable.

En España ocurre el caso contrario. Dentro de la oferta termal está plenamente integrado el termalismo saludable (estancias para curas termales, sobre todo relacionadas con el envejecimiento activo). La cuestión pendiente en los balnearios españoles es el aumento del turismo termal (packs atractivos que unan termalismo y actividades complementarias).

Termalismo en Caldaria

Desestacionalizar el termalismo: Caldaria

Uno de los puntos a tener en cuenta en el nuevo modo de ver el futuro del termalismo pasa por su desestacionalización, es decir, eliminar la idea de que los balnearios solo son para determinadas épocas del año. Esto está íntimamente ligado con el turismo termal ya que para ofrecer balnearios todo el año, deben ir acompañados obligatoriamente a actividades complementarias.

Grupo Caldaria ha entendido este nuevo modo de hacer turismo termal añadiendo a su oferta de termalismo saludable, completos packs que combinan termalismo, cultura, naturaleza y gastronomía. Esta  nueva oferta termal pasa por aprovechar las experiencias propias de cada estación como elemento diferenciador y, a la vez, llevar a cabo propuestas de termalismo para todo el año.

Alguno de los casos concretos son el Outono Gastronómico, que aúna lo mejor de la gastronomía de esta época del año con el turismo termal. Propuestas como la cena-baile de Navidad en Arnoia-Caldaria, perfecta para grupos de amigos o compañeros de trabajo que buscan algo diferente a la hora de organizar una de las últimas cenas del año (cena, música en directo, alojamiento y posibilidad de tratamientos termales) o un nuevo modo de comenzar el año con experiencia Fin de Año Caldaria en el balneario de Laias.

Las experiencias que no tienen en cuenta la estación del año pasan por aunar el deporte, la gastronomía y el relax termal como estilo de vida. Propuestas como Tren Balneario o las experiencias Ourense, provincia termal aúnan termalismo saludable con propuestas para parejas, familias o grupos de amigos. En este tipo de experiencias, los balnearios ofrecen el plus de rutas culturales con visitas a lugares cercanos (Santiago y su Catedral, por ejemplo) o rutas relacionadas con la naturaleza (viaje en barco por la Ribeira Sacra).

Los tratamientos de belleza o tratamientos deportivos (los balnearios de Arnoia y Lobios ofrecen packs especiales para amantes del cicloturismo) son algunas de las experiencias que dejan a un lado la estacionalidad y dependen de otros factores para resultar atractivas a los usuarios.

En resumen, el reto del sector turístico y termal para los próximos años es el fomento del turismo termal entendido como cohesión de sectores mientras se sigue manteniendo el turismo saludable que tan buenas cifras ofrece con el paso del tiempo.

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria