Beneficios del agua de mar

Beneficios del agua de mar

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

Los mares y océanos suponen el 70% del agua que existe en el planeta. Esa agua de mar está llena de riquezas debido a la alta concentración de sales minerales. Cuando las personas entramos en contacto con el agua salada, nuestra piel absorbe esas sales que, automáticamente, la hidratan y la defienden frente a los ataques externos que provocan irritaciones o descamaciones. La energía que genera del agua del mar es muy beneficiosa para nuestra salud en muchos niveles. ¡Descubre con HDOSO los beneficios del agua de mar!

Los beneficios del agua de mar

El agua de mar posee un alto contenido en oligoelementos como el sodio, el calcio, el magnesio, el azufre, el cloro, el flúor o el yodo. Su salinidad depende de la cantidad de cloruro sódico que contenga, aunque ronda aproximadamente el 3,5%. Su color fluctúa entre el azul intenso y el verde oscuro, dependiendo del lugar, la luz exterior, el fondo marino o del propio estado del cielo, mientras que su olor característico proviene tanto de las algas como de otras sustancias orgánicas que contiene.

Agua de mar

Además, el agua de mar se enriquece de otras sustancias procedentes de la tierra y de concentraciones minerales que entran en contacto con ella, gracias a que está en constante movimiento. Y todos esos elementos los absorbemos en nuestro organismo al contacto con el agua del mar.

Esta riqueza mineral se convierte en beneficios para nuestra salud ya que nuestra piel absorbe una parte de esa enorme cantidad de sustancias. Eso significa que esos minerales entran a formar parte de nuestro organismo, de tal forma que van a enriquecer y mantener los niveles óptimos de nuestra piel en un proceso que se denomina ósmosis.

Propiedades del agua de mar

Todos los minerales que entran en contacto con nuestra piel aportan diversas propiedades a distintas partes de nuestro organismo. Incluso la temperatura del agua, diferente en cada lugar, provoca un beneficio en el sistema vascular al incrementar la intensidad respiratoria y la función cardíaca. Éstas son algunas de las propiedades del agua de mar.

Antisépticas. Gracias a su alto contenido en sal, cloruro de potasio y yodo, los baños de mar actúan como un antiséptico natural con efectos curativos sobre pequeñas heridas, arañazos o roces que se producen en las capas superficiales de nuestra piel. Es cicatrizante y, por esa razón, es el causante del picor que sentimos cuando nos bañamos en la playa y tenemos alguna herida.

Mar y niños

Antibióticas. La riqueza mineral del agua de mar combate las concentraciones bacterianas que se dan en diversas afecciones de la piel, como alergias, irritaciones, eccemas, descamaciones u otros problemas y enfermedades que se dan en la epidermis. Sus propiedades antibióticas son un antídoto natural y eficaz contra el acné, al igual que tomar el sol con una buena protección.

Asimismo, provoca un efecto astringente sobre la piel, que favorece la desaparición de granos y puntos negros. Por todo ello, utilizar el agua de mar para la limpieza de la cara resulta un método muy aconsejable y se puede hacer de forma natural en la playa, aunque también hay personas que prefieren comprar el agua de mar embotellada.

Nutritivas. Los baños marinos benefician a nuestro cuerpo y logran que mostremos una piel sana; también retardan el envejecimiento y favorecen el metabolismo. El aporte mineral de estos baños contribuye a que nuestra piel se nutra de los elementos esenciales que necesita para mantener su elasticidad. Por esa razón, mejora el aspecto de la piel y aumenta su belleza.

Beneficios para la piel

Una forma de multiplicar los beneficios del agua de mar son los barros marinos ya que el barro actúa como exfoliante natural y limpia nuestra piel tanto de impurezas como de las toxinas acumuladas en su superficie, lo que termina favoreciendo la desaparición del acné. Los baños también estimulan la circulación sanguínea y eso se traduce en una mayor luminosidad de la piel.

Relajantes. Estar en contacto directo con el agua de mar transmite vitalidad y energía al organismo, pero también relajación por varios motivos. El más importante es la sensación de flotar en el agua: cuanta más salinidad tenga el agua, más sencillo será flotar, por eso son famosas las aguas del Mar Muerto, diez veces más salado que cualquier otro mar, y en el que es imposible hundirse.

Propiedades relajantes

Esa sensación de flotar ayuda a la relajación mientras aporta al organismo sus minerales. El oleaje del mar también es muy bueno para nuestras articulaciones ya que al hacer un pequeño esfuerzo por seguir a flote estamos fortaleciendo tanto articulaciones como músculos.

Ya sabes todo lo necesario sobre los beneficios del agua de mar y puedes disfrutarlos aunque no visites la costa gracias a la talasoterapia, el tratamiento curativo de algunas enfermedades que está basado en el clima y en los baños marinos. Esas técnicas están avaladas por cientos de estudios y en los balnearios Caldaria te ofrecemos varias técnicas para el buen funcionamiento del organismo.

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria