Balneoterapia en el tratamiento de las lumbalgias

Balneoterapia en el tratamiento de las lumbalgias

| Caldaria Hoteles y Balnearios

El dolor que aparece en zona lumbar, sacra o lumbo-sacra o zona sacro-ilíaca, se define como lumbalgia. A veces este dolor irradia por la pierna por el territorio del nervio ciático y en este caso se habla de lumbociática.

Causas de la lumbalgia

Las causas pueden ser múltiples: afectación de la musculatura lumbar debida a distensión por una  mala postura, que  se ve  agravada por factores mecánicos como la obesidad, el embarazo, la carga de peso, etc.

Puede ser debido a enfermedades reumáticas o artrosis y se conoce como  lumboartrosis o artritis como el caso de la  Espondilitis Anquilosante u otras lesiones como la  fractura vertebral o de ligamentos, por traumatismos, infecciones, osteoporosis, protrusión o rotura de disco intervertebral que produzca estrechamiento de canal vertebral, por ejemplo.

El dolor en la columna lumbar es un motivo muy importante de consultas médicas</b, llegando a los dos millones de consultas en Atención Primaria. Se estima, además, que la padece  un 14,8% de la población española mayor de 20 años y hasta un 3% evoluciona hacia la disminución de la funcionalidad.

Estos datos dan cuenta de la importancia de un abordaje temprano y multidisciplinar para evitar el pronóstico de incapacitación y absentismo laboral que produce. Factores como no haber sufrido ninguna lesión o ser intervenido de la espalda y  la menor duración de los episodios dolorosos hablan del mejor pronostico de la lumbalgias (parecen ser irrelevantes el sexo, o la situación laboral).

La clínica se manifiesta por dolor lumbar  localizado o irradiado que  aumenta con el movimiento y cede con el reposo. acompañado de una contractura muscular en espalda que va a incrementar el dolor.

El abordaje terapéutico pasa por un tratamiento de la causa y un tratamiento antiinflamatorio en las fases agudas. También por un tratamiento balneoterapeutico en fase subaguda o crónica, un tratamiento de higiénico-dietético para  corregir factores desencadenantes como la disminución de peso, factores posturales, trabajar en condiciones óptimas para no sobrecargar la zona lumbar.

Arnoia Caldaria

Balneoterapia en el tratamiento de las lumbalgias

La prescripción de un tratamiento balneaoterapeutico se inicia con una consulta médica inicial  para la valoración adecuada del paciente, el grado de dolor y limitación funcional y/o las posibles contraindicaciones. Si el dolor no es incapacitante es importante iniciar el tratamiento lo mas temprano posible.

Cada balneario tiene un tipo de agua minero medicinal que va a influir en la respuesta del paciente a las diversas técnicas y el profesional médico y fisioterapeuta tienen en cuenta dichas particularidades para aplicar un número de técnicas al día.

AMM sulfatadas y/o bicarbonatadas en las que predomina el catión Calcio, debido a los efectos de  este ión, que  facilita la acción analgésica y sedante por el efecto atenuador de la excitabilidad neuromuscular.

AMM cloruradas sódicas, que mejoran el trofismo celular y las funciones metabólicas por ser estimulantes.

AMM sulfuradas, que pueden ser absorbido  por todas las vías, y mas concretamente el azufre bivalente es absorbido por la piel y mucosas y tiene un especial trofismo por el cartílago articular previniendo la desvitalización del mismo a consecuencia del envejecimiento tisular.

AMM radiactivas, que tienen una  acción antiespasmódica de la musculatura lisa, además se comportan con sedantes y equilibradoras del Sistema Nervioso Vegetativo y Vasomotor.

Tratamientos para la lumbalgia

Protocolo de aplicación

El protocolo de aplicación se fundamenta en administración de técnicas por vía oral, cura hidropínica y por vía tópica.

Las técnicas que mas frecuentemente utiliza el médico para su prescripción son:

  • Baños Generales con o sin hidromasaje
  • Chorro General
  • Ducha Circular
  • Termoterapia en forma de parafangos y / o peloides
  • Movilizaciones en  Piscina de Agua Minero Medicinal

La duración del tratamiento varía en función del grado de dolor y de impotencia funcional. Lo mas frecuente es que el tratamiento dure entre 10  y 20 días y el paciente adopte medidas higiénico  posturales y ejercicio adecuado como las disciplinas de pilates y  marcha nórdica, que son muy adecuadas por la educación postural de la espalda y la mejora del tono muscular.

Dolores Fernández

Directora médica de Caldaria Balnearios

¿A qué esperas? Elige tu experiencia Caldaria
PUENTES DE OTOÑO

PUENTES DE OTOÑO

Oferta

UNA ESTANCIA DE 3 NOCHES CON VALOR AÑADIDO

Ver más