Combate el acné con agua termal

Combate el acné con agua termal

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

Son varios los frentes que tenemos que cuidar en nuestra piel. Debemos protegerla de la exposición solar, mantenerla limpia y bien hidratada además de cuidarte por dentro para que eso se note por fuera. Y, sin embargo, eso no siempre es suficiente. A veces aparece una nueva batalla que disputar, la del acné. Pocas cosas nos gustan menos, independientemente del género y de la edad, que tener un inesperado grano asomando. Por eso hoy te explicamos cómo el agua termal y sus productos cosméticos pueden ayudarte a combatir el acné.

¿Qué es el acné?

Antes de enfrentarnos a un enemigo debemos conocerlo. Por eso antes de saber cómo el agua termal puede ayudarte a luchar contra los granitos, debemos saber su naturaleza, qué lo produce y cómo responde ante los diferentes tratamientos.

Y es que los granos pueden surgir por varios motivos. El acné como tal está considerado una enfermedad, incluso con carácter crónico, inflamatoria caracterizada por la aparición de nódulos o granos.

La adolescencia es el periodo de mayor complicación para el acné, en este caso son los cambios hormonales los culpables. Pero, aunque las hormonas juegan un papel relevante, no son la única causa: una piel de tendencia grasa por naturaleza, una inadecuada higiene de la piel, algunos fármacos o el estrés también se encuentran detrás de brotes de acné.

“La adolescencia y los cambios hormonales son una de las principales causas del acné, aunque no la única”

Pero no debemos confundirnos, algunos de los granitos que asoman en nuestra piel no se pueden considerar estrictamente como acné. La depilación, rozaduras, reacciones al sol... también pueden causar su aparición. Tampoco se puede considerar acné algún grano aislado que asoma de cuando en cuando. Con todo, tranquilos los consejos que os ofrecemos son igualmente válidos para estos casos.

Cómo combatir el acné y otros granos

La primera regla que debes cumplir como una religión es mantener tu piel limpia. Eso implica lavarla de manera adecuada por la mañana y por la noche, con especial esmero si se ha utilizado algún maquillaje. En esta labor ya puede serte de mucha ayuda el agua termal, en estado natural o a través de algún cosmético especializado que la incluya en su composición. No olvides tampoco exfoliar la piel al menos una vez a la semana.

Limpieza facial - Caldaria

Y sobre la piel limpia, toca hidratarla. A veces se piensa que una piel grasa con tendencia a los granitos no necesita hidratación, y eso es un gran error. Para esto, más de lo mismo, el agua termal resulta más que ideal para este menester.

Las mascarillas de barros y arcillas también ayudan a regular la secreción de grasa de la piel, contribuyendo a controlar los brotes de acné.

Pero, como ya te hemos dicho en tantas ocasiones, la piel no solo se cuida por fuera. La dieta es muy importante, así que debes controlar la cantidad de azúcar y grasas que consumes. Pero si algo debes eliminar de tus hábitos es el tabaco. Todas las toxinas que se encuentran en los cigarrillos se reflejan en la piel.

Recordarte que el agua termal sirve además para calmar otros granitos, como mencionábamos antes, desde los que aparecen con la depilación hasta picaduras de insecto.

Por último, aunque muy importante, todo esto son recomendaciones. Ya sabes que ante casos de acné severos tu gran aliado será un dermatólogo que ponga en tratamiento esta dolencia.

Ahora ya conoces nuestros mejores consejos para el acné, ahora no habrá grano que se te resista.

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria