Nuevos usos para aguas termales

Nuevos usos para aguas termales

¿Te ha gustado?

Compártelo!

Los beneficios de las aguas termales son fuente de estudio extendida entre expertos en balneoterapia. Están documentadas sus propiedades en numerosas afecciones dependiendo de las características de las aguas: sulfurosas, bicarbonatadas, cloruradas… Descubre con HDSO los nuevos usos de las aguas termales, fuente de beneficios para la salud y como opción para el turismo.

El agua termal es buena hasta en la cocina.Sus propiedades en tratamientos estéticos y de relax son ampliamente conocidas como también los beneficios del termalismo en afecciones respiratorias, en dolencias oseas y problemas de piel, en tratamientos de fibromialgia y ginecológicos . A esta amplia oferta se unen usos alternativo que cada vez exploran más países, usos, que van más allá de los tratamientos de belleza o del bienestar físico.

Agua termal y comida

Islandia, actividad volcánica

Pongamos como ejemplo Islandia, un país con una gran actividad volcánica y geológica, que está desarrollando nuevas formas de energía renovable a través de las aguas termales. Toda Islandia se alimenta en agua caliente y calefacción gracias a la geotermia. Desde el final de la II Guerra Mundial se construyeron canalizaciones públicas para abastecer de calefacción a todas las casas del país. En cuanto a los usos turísticos del termalismo islandés dos de los destinos más famosos y frecuentados de Islandia son el Blue Lagoon – La laguna Azul (con el desarrollo de la energía geotérmica se creó un lago artificial gracias a aguas que provienen de un pozo de 2000 metros de profundidad), y el Valle de los geiser de Haukadalur (donde se construyó un playa termal con arena dorada y aguas a 20 ºC).

Siguiendo esta ruta de balnearios y experiencias termales a lo largo del mundo, la siguiente parada en cuanto a usos alternativos nos lleva hasta Inglaterra. La ciudad británica de Bath es conocida por albergar un templo romano, la casa de baños y un museo, instalaciones por las que todavía fluyen de forma natural agua caliente, formando las únicas fuentes termales naturales de Inglaterra. Las aguas termales son en Bath una forma de atraer turistas y poner en valor historia y recursos termales.

Aguas termales Bath

Por qué Japón es una potencia termal

Otra de las grandes potencias mundiales en termalismo es Japón. La ciudad de Beppu (Oita, sur de Japón) es un pequeño municipio que cuenta con el mayor volumen de aguas termales del mundo, sólo por detrás de Yellowstone (Estados Unidos). Japón, situado en pleno "anillo de fuego del Pacífico", tiene 83 volcanes activos y frecuentes erupciones y miles de fuentes termales. La mayor concentración se da en Hakone (unos 100 kilómetros al sur de Tokio), y en la prefectura de Oita. El país cuenta con más de 3.000 complejos de aguas termales, una fuerte apuesta de su modelo turístico, con el que prevén atraer al país 40 millones de visitantes para 2020, según las estimaciones del Gobierno nipón. Su desarrollo turístico ha servido de ejemplo para otros países en el I Congreso Internacional de Onsen, donde se han estudiado nuevos uso termales.

Yellowstone

Otro de los grandes ejemplos turísticos del termalismo, alejado de la cultura de los baños termales de Japón, pero igual de potente en recursos y visitantes es EE.UU. En el Parque Nacional Yellowstone se encuentra la mayor fuente termal de los Estados Unidos (y la tercera del mundo); se trata de una laguna de 80 por 90 metros de diámetro y 50 de profundidad, que emite una cantidad de vapor que equivale a más de 2.000 litros de agua por cada minuto. Las temperaturas de la laguna son tan elevadas que no es posible tomar un baño en ella pero las visitas aéreas a la zona son una nueva forma de explotar el turismo de naturaleza y salud.

¿Qué ocurre en Galicia, donde hay más de 30 balnearios? ¿Qué pasos se están dando para explotar un recurso importante para el turismo de salud?  Galicia prepara una ley para regular el uso lúdico de las aguas termales. La nueva ley, que distinguirá entre establecimientos balnearios –con usos terapéuticos- y espacios termales –con uso lúdico-, tiene cuatro objetivos: velar por la seguridad y la higiene de las aguas, garantizar la sostenibilidad ambiental para evitar que se degrade su calidad o se reduzca el caudal; proteger su integridad y promover el desarrollo económico y social de las zonas que los albergan. Una apuesta por poner en valor un recurso con claros usos turísticos y otros más alternativos.

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria