Termalismo sin fronteras: de Europa a América

Termalismo sin fronteras: de Europa a América

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

Ourense en un destino indispensable del turismo termal, eso es indiscutible. Pero las aguas con propiedades mineromedicinales no conocen de fronteras y pueblan el subsuelo de medio mundo. Hace unas semanas ya comenzamos nuestro particular recorrido por balnearios alrededor del globo  y te prometimos más, así que nos hemos puesto manos a la obra y te traemos otros tres destinos termales que, si tienes ocasión, debes visitar.

Francia: de Vichy a los Vosgos

Hace siglos que Francia conoce las virtudes de las aguas termales y que domina a la perfección las diferentes técnicas de la hidroterapia. ¿Quién no ha oído hablar de las fuentes de Vichy en la región francesa de Auvernia? Y no es para menos ya que sus propiedades son conocidas y aprovechadas desde la época galorromana. Personalidades tan destacadas a lo largo de la historia como Napoleón III o madame Sévingé apreciaban en gran medida estas aguas.

Es sorprendente el patrimonio termal de esta ciudad, desde el Vestíbulo de las Fuentes, con seis aguas termales, hasta el pabellón de Les Célestins, en donde se alberga la famosa fuente de Vichy.

Las terma de Les Dômes están especializadas en tratamientos digestivos, pero también ofrecen estancias medicalizadas y tratamientos estéticos. Otra alternativa es el Vichy Thermal Spa, un auténtico templo del bienestar y la relajación, un remanso de paz para poner a punto cuerpo y mente.

Además, Vichy te da la posibilidad de disfrutar de un extraordinario repertorio arquitectónico, ecléctico y refinado al mismo tiempo.

Turismo Termal Francia - Caldaria

Sin embargo, en Francia no solo Vichy te ofrece la posibilidad de disfrutar del agua termal. Los Vosgos también son conocidos por sus famosos balnearios, desde Plombiéres-les-Bains hasta Contrexéville, capital termal del adelgazamiento, pasando por Vittel de estilo morisco o Bains-les Bains en el corazón del bosque de los Vosgos.

Argentina

Argentina cuenta con 14 provincias con termas para ofrecer una estancia espectacular de norte a sur, entre mar y montaña. Por mencionar alguno destinos comenzaremos con la provincia de Buenos Aires y Los Gauchos que fluyen en el sur de la provincia de Buenos Aires a poco mas de 100 kilómetros de Carmen de Patagones.

Un total de 14 provincias argentinas cuentan con aguas termales

En Medoza, Cacheuta ofrece un parque de agua termal y aventura, con los picos nevados de los Andes como telón de fondo. También puedes declinarte por Los Molles, con aguas sulfurosas y ferrosas.

Por último, nos trasladamos a las termas de Copahue, en Neuquén, custodiadas por el volcán del mismo nombre. Pueden visitarse solo de diciembre a mayo de cada año ya que las rigurosas condiciones climáticas del invierno imposibilitan un acceso fluido.

Rusia

En Rusia hay centenas de fuentes termales curativas para disfrutar y recargar las pilas. Las aguas minerales del Cáucaso, por ejemplo, son un clásico del turismo de balnearios en Rusia, junto con los valles entre el Caspio y el Mar Negro. Estas aguas están recomendadas para tratar problemas de estomago, hígado y reforzar el metabolismo.

Por su parte, las fuentes termales de Malki son las más populares entre los turistas en la península de Kamchatka. El agua brota directamente de la tierra formando pequeños lagos con temperaturas que van de los 20 a los 40 grados, aunque en algunos puntos lleguen a superar los 84. Se trata de aguas de olor sulfuroso perfectas para los amantes de los contrastes de temperatura.

Y hasta aquí nuestro viaje siguiendo el curso de las aguas termales desde Europa hasta el límite con Asia y sin olvidarnos de América. ¿Qué rumbo te apetece tomar?

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria