Monumentos de Ourense que no te puedes perder

10/10/2017 -

Ourense es una ciudad mágica que invita a recorrer todos sus rincones. Desde su patrimonio material hasta su gastronomía pasando por sus patrimonio termal y sus conexiones con otros lugares repletos de encantos. Sin embargo, muchas veces el tiempo juega en nuestra contra y no podemos disfrutar de todo lo que nos ofrece un lugar. Por eso, y para que en tu visita de Ourense no te dejes atrás lo imprescindible, te contamos cuáles son los monumentos de Ourense que no te puedes perder.

Tres cousas hai Ourense…

Ya lo dice el refrán “tres cousas hai en Ourense que non as hai en España, o Santo Cristo, a Ponte Romana e As Burgas fervendo auga”. Y sí, estas son tres de los principales monumentos que debes visitar en Ourense.

En el caso del Santo Cristo, una talla de siglo XIV de gran realismo y de la que se dice que le crece el pelo y las uñas, hacemos extensible la recomendación a toda la Catedral de Ourense. Consagrada al patrón de la ciudad, San Martiño, es uno de los puntos de interés de la ciudad que no puedes pasar por alto en tu visita a la ciudad.

Pero, del mismo modo que la Catedral es parada imprescindible en Ourense, recorrer el Puente Romano es una cita prioritaria. Se cree que se comenzó a construir en el siglo I, en tiempos de Trajano, aunque otras fuentes apuntan a que sería de la época del emperador Augusto. Sea como fuere, se convirtió en un importante paso de viajeros, mercaderes y peregrinos. Aunque de su fabricación original apenas quedan unas piedras en la base, su majestuosidad sigue intacta. Desde él tendrás una de las mejores vistas del río Miño a su paso por la ciudad. Además, de noche su iluminación redobla su encanto. Y de puente a puente… no te olvides de visitar el del Milenio, un contraste de modernidad

Ourense es conocida por el sobrenombre de ‘a cidade das Burgas’ y es que esta fuente de agua termal es la sangre que riega sus venas. Sus aguas brotan a entre 64 y 68 grados y permiten que la ciudad goce de una piscina termal urbana en pleno centro histórico. Y ni que decir tiene que el resto de las áreas termales de Ourense te ofrecerán una buena dosis de bienestar.

De la lechera a O Carrabouxo

O Carrabouxo - Caldaria

Además de aquellos monumentos que aparecerían en cualquier guía turística, Ourense está salpicada de pequeños regalos llenos de encanto. Diferentes estatuas de la ciudad son un ejemplo. Así que en tu visita a Ourense no puedes dejar de tomarte una foto con la estatua homenaje al rally en la provincia o con O Carrabouxo, ourensano de pro lleno de retranca protagonista de viñetas diarias en el periódico local La Región. En el plano femenino, la estatua de la Castañera (en el entorno del Parque de San Lázaro, como las dos anteriores) o la lechera (en El Paseo) dibujan el panorama de la ciudad.

La arquitectura

Como ya hemos comentado, la arquitectura religioso es uno de los puntos fuertes monumentales en Ourense. Además de la Catedral, hay un buen número de iglesias, como la de Santa Eufemia en el centro de la ciudad o la de Fátima en el barrio de O Couto, entre otras. Igualmente imponente es el edificio en el que reside el Obispado de la diócesis ourensana.

La arquitectura civil no desmerece a la religiosa. Para comprobarlo tan solo deberás recorrer de nuevo la calle del Paseo o la calle Progreso y ver el Centro Cultural Marcos Valcárcel, el edificio que alberga la sede de la Diputación, o desplazarte un poco más y ver el paraninfo del colegio Otero Pedrayo o el Auditorio de Ourense.

No podemos decirte que con este recorrido conocerás toda la ciudad, pero desde luego podrás decir que has visitado la mayor parte de los principales monumentos de Ourense. ¿Te animas?