Los mejores miradores de Galicia

26/03/2018 -

El paisaje de Galicia es rico, variado y único. Va desde las montañas más escarpadas a las costas embravecidas, pasando por inmensos bosque o extensas superficies de viñedo. Sin duda, todo esto forma parte del patrimonio de Galicia y existen diferentes maneras de disfrutarlo. En esta ocasión queremos aportarte un punto de vista diferente, literalmente. Por eso, si sigues leyendo conocerás algunos de los mejores miradores de Galicia.

Los Balcones de Madrid

Si comenzábamos hablando de que uno de los encantos del paisaje gallego son sus montañas escarpadas, nuestra primera parada debía llevarnos hasta la Ribeira Sacra. Allí se encuentra el mirador conocido como Balcones de Madrid, situado a una altura de 500 metros y con unas grandes vistas. Te permite contemplar una excepcional panorámica le río Sil y el cañón que forma entre las montañas. Para llegar a él tan solo debes seguir las indicaciones desde la localidad de Parada de Sil.

Sin duda se trata de una de las instantáneas que debes grabar en tu retina, apunta este mirador para la próxima vez que visites esta zona.

Mirador Alto do Príncipe en las Islas Cíes

No es la primera vez que te hablamos de este paraíso gallego. Las Islas Cíes son uno de los destinos más visitados de Galicia. Su espectacular playa de aguas cristalinas es todo un espectáculo, pero no el único que ofrece el archipiélago. Las vistas que ofrece el Mirador Alto do Príncipe no se quedan atrás en cuento a belleza.

Ubicado a unos 111 metros sobre el nivel del mar, el paseo te brindará unas extraordinarias vistas del océano Atlántico y de los acantilados de la Illa do Faro.

Mirador O Castro en Vigo

Si quieres tener una gran imagen de la ría de Vigo en todo su esplendor, uno de los mejores lugares para hacerlo es desde O Castro. Además de disfrutar de las vistas, el lugar en si mismo es extraordinario para pasear, tomar una bocanada de aire puro y relajarte.

Y ya que estamos en Vigo también queremos recomendarte A Guía, otro lugar con excelentes vistas.

Santa Tecla - Caldaria

 

Mirador de Santa Tecla en A Guarda

Imagínate: el río Miño conduce toda su agua hasta el océano Atlántico ante la atenta mirada de los montes de Portugal y tu viéndolo desde una altura de más de 341 metros. Esta es la estampa que tendrás desde el mirador de Santa Tecla, en A Guarda, con unas vistas privilegiadas de la desembocadura del Miño y la naturaleza que lo rodea.

Monteferro

Continuamos en la provincia de Pontevedra, en esta ocasión nos vamos hasta el municipio de Panxón. Monteferro te ofrece una rica arboleda en la que aún se conserva un depósito arqueológico de restos romanos con muros de losas. Pero lo que nos ocupa hoy son las vistas, y desde aquí resultan impresionantes. Desde su mirador podrás contemplar desde la playa de Area Loura a la de Patos además del litoral de Baiona.

Fisterra - Caldaria

Cabo Fisterra

El fin del mundo nos ofrece una de esas vistas que nos hace sentir pequeños. Además de ver el océano en toda su inmensidad y las majestuosas vistas del acantilado, esta dotado de un componente de misticismo. Tanto se concluyes allí tu peregrinaje por el Camino de Santiago como si acudes directamente a conocer el lugar, contemplar un atardece con el mar abierto a tus pies será una experiencia única.

El mejor banco del mundo

En Cedeira (Redondela) puedes encontrar el banco que más recientemente ha sido bautizado como el mejor banco del mundo por sus impresionantes vistas de la ría de Vigo, la ensenada de San Simón y el Puente de Rande. De hecho, tras conocerse su existencia se convirtió en fenómeno de masas y los visitantes inundaron las redes sociales con instantáneas tomadas desde ese punto.

Pero el de Redondela será el mejor banco del mundo si el de Loiba (Ortigueira) se lo permite. Desde él se puede ver la costa situada entre cabo de Estaca de Bares y cabo Ortegal, una postal impresionante.

Hemos cumplido con nuestra parte, ayudarte a localizar algunos de los miradores más extraordinarios de Galicia, ahora solo falta que vayas por ti mismo y compruebes que la realidad supera todo lo que nosotros podamos contarte.