Las otras caras del Entroido en Ourense

Las otras caras del Entroido en Ourense

| Caldaria Hoteles y Balnearios

Más allá del triángulo máxico del Entroido ourensano la provincia de Ourense reúne la mayor variedad de personajes de carnaval de España. Desde los felos de Maceda, los boteiros de Vilariño de Conso y Viana do Bolo hasta los vergalleiros de Sarreaus y los foliones de Manzaneda, repasamos las otras máscaras del carnaval.

Entroido de Maceda

Uno de los personajes característicos del Entroido de Maceda, los Felos, con sus grandes caretas ya han hecho sonar sus "chocas". Aunque menos conocidos que sus parientes los peliqueiros de Laza y los cigarróns de Verín, algunos historiadores sostienen que los felos son los más antiguos de la zona. A principios de enero, los Felos salen a la calle y tocan la campana de la iglesia para inaugurar el año y comenzar el descuento para la llegada del ansiado Entroido, que en este municipio se prolonga durante diecisiete días. Tiempo en el que recorren  burlones las parroquias de Vilardecás, Tioira, Santirso y Castro de Escuadro.

Este año el recibimiento de los felos fue a lo grande demostrando las ganas que había de volver a disfrutar de ellos. Se dice que esos personajes son los más traviesos de todas las máscaras del entroido ourensano y pasan haciendo de las suyas allá por donde van. Este año, las ganas eran tantas que la mayoría de los vecinos salió a puertas y ventanas para recibirlos, con la posterior alegría y el recuerdo de que, pese a todo, hay que celebrar que todavía seguimos a pesar de la pandemia.

Vergalleiros de Sarreaus

La comarca de A Limia, prolífica en tradiciones y figuras de entroido, ofrece al visitante una nueva parada obligada: os vergalleiros de Sarreaus. La máscara consta de careta blanca con coloretes hecha de papel con el dibujo de la cabeza de un toro y motivos de origen celta. Sobre ella lleva una mitra, que simula dos gorros superpuestos y terminados en cuatro puntas, de las que cuelgan cuatro campanillas. El traje está compuesto por una faja roja con pompones negros, unas polainas negras con pompones rojos, un calzón blando de algodón y otro de lino, una blusa blanca de lino y, sobre ella un chaleco negro de fieltro. La característica principal del vergalleiro es el látigo que lleva en las manos, llamado vergallo por estar fabricado a partir de la piel de genitales de caballo o buey. Además, se sirve del cuerno de vaca para llamar a los vecinos a la fiesta. Se cree que el comienzo de esta celebración fue en los siglos X y XI.

Boteiro de Viana do Bolo

El boteiro es la figura más llamativa del entroido de Viana do Bolo. Con su llamativa máscara negra, este personaje tiene como pieza clave de su vestimenta una camiseta de felpa, sobre la que se cosen cintas rizadas de seda o raso que forman vistosos dibujos de colores, empleándose en ella más de 1.000 metros de cinta. El cinto está hecho de cuero forrado de tela y doce esquilas (cencerros) que suenan cuando el boteiro salta al ritmo del folión.

Este año Viana do Bolo mantiene su entroido para alegría de todos. Sí habrá desfile de Domingo de Entroido así como mascaradas y folións. Lo que sí evitarán será tirar harina aunque el pueblo, fiestero donde los haya, y más en tiempo de Don Carnal, podrá salir espontáneamente a las calles para disfrutar de esta fiesta.

Tradición en Vilariño de Conso

En Vilariño de Conso el entroido genera ritos y produce máscaras cuyo origen se emparentan en una comarca poblada por las pantallas de Xinzo, los cigarróns de Verín, los peliqueiros de Laza y los boteiros de Viana do Bolo.

Con este nombre, los Boteiros de Vilariño de Conso presiden los días de entroido defendiendo su propia identidad. Originariamente el entroido marcaba el final del invierno y anunciaba la llegada de la primavera. En esta tradición ancestral, el folión que acompaña a los boteiros representa el deseo de ahuyentar la larga noche del invierno. El domingo es el día grande de la fiesta en el que, bajando desde las diferentes parroquias, los diversos foliones se dan cita en la capital del Ayuntamiento.

Y si te quedan ganas de visitar este hermoso municipio de la provincia de Ourense, no dudes en acercarte hasta el Parque do Invernadeiro, un verdadero espectáculo de la naturaleza.

Folións en Manzaneda

En Manzaneda, el folión está presidido por bombos, tambores, cencerros y utensilios de labranza metálicos a modo de pasacalle de entroido. Los folións de Manzaneda acompañan a las “máscaras”, que con sus característicos gorros engarzados con cintas de colores, sus chocallas y sus danzas de origen arcaico son la figura tradicional de este carnaval.

El gran folión tiene lugar el Martes de Entroido, cita ineludible. Declarado Fiesta de Interés Turístico Nacional, este entroido, al igual que todo el de la provincia de Ourense, está basado en la sátira. Es un entroido para disfrutar ya que es rural y espontáneo y la fiesta está asegurada.

Festa da Pita en Eiroás

En Ourense destacan varias tradiciones, entre ellas la recuperada Festa da Pita de Eiroás. La Voda da Pita data de mediados del siglo XX y la historia real en la que se basa esta celebración tiene por protagonistas a dos viudos: Antonio y Gumersinda (esta última apodada 'A Pita'), que decidieron contraer matrimonio, pero sin invitar al pueblo como mandaba la tradición. Por ello, los vecinos decidieron celebrarlo por su cuenta. La boda coincidió con el entroido y a partir de ahí comenzó a celebrarse de forma singular.

Entre los años 70 y 1999, la fiesta dejó de celebrarse y fue la asociación vecinal la que decidió rescatarla. Una representación teatral, la creación de una máscara propia y el Xogo das Olas fueron algunos de los contenidos que se fueron añadiendo al programa.

Frei Canedo en A Ponte

Sábado, Domingo y Lunes de Entroido serán los destinados a la fiesta en el barrio ourensano de A Ponte. Habrá un gran desfile con folións invitados de toda la provincia y los vecinos podrán disfrutar, por fin, de la magia del carnaval. Todo gira en torno a la figura de Frei Canedo, que no es la representación de ningún monje ni santo en particular, sino un invento de los vecinos que, hace 18 años, se pusieron de acuerdo para idear esta figura satírica propia del entroido. Un monje irreverente, según sus denominados cofrades y que, según ellos mismos, el mejor dotado de Ourense.

Paquita y Nicanor de Seixalbo

En la parroquia de Seixalbo, el culto se hace a los mecos Paquita, Nicanor y su hijo Vicentiño que, un año más, saldrán a las calles para saludar a propios y extraños. Aunque 2022 es un año diferente puesto que hasta última hora no se sabía si se podría organizar alguna fiesta o no, las autoridades del municipio han decidido mantener el Domingo Oleiro y el desfile de los niños. El tradicional cocido de Entroido, llamado en la localidad «la bacanal» queda pospuesto para cuando la situación esté mejor pero, a cambio, se realizará un vermú con charanga para disfrute de los vecinos.

¿Te has quedado con ganas de más? Visitar Ourense en época de Entroido resulta mágico. ¡Y para descansar, no dudes elegir nuestro balneario de Laias! Relax después de tanta «troula».

¿A qué esperas? Elige tu experiencia Caldaria
RAIA TERMAL

RAIA TERMAL

Un destino en dos países con gastronomía, viajes en catamarán y senderismo transfronterizo con guía

Ver más