Aguas termales, fuente de beneficio para cuerpo y mente

Aguas termales, fuente de beneficio para cuerpo y mente

¿Te ha gustado?

Compártelo!

¿Qué son las aguas termales? ¿Qué propiedades ofrecen? ¿Qué beneficios aporta a nuestra salud? Las aguas termales son aquellas aguas que salen de las capas subterráneas de la tierra a altas temperaturas y que contienen numerosas propiedades minerales. En el caso de las aguas termales de Caldaria que brotan de la tierra a una temperatura de 52 grados centígrados, son bicarbonatadas sódicas y de baja mineralización.

Son estas propiedades mineromedicinales las que, ya desde la antigüedad, atraen por su aporte a la salud a los seres humanos. Las primeras construcciones dedicadas a los baños termales datan del año 2000 antes de Cristo en la India. Y efectivamente, desde la antigüedad se utilizaban como parte de tratamientos terapéuticos o de relajación. En la época actual, es en el año 1986 cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce el uso de las aguas termales como terapias médicas. Pero ¿conocemos todos los beneficios de estas aguas?

Las aguas termales son muy beneficiosas para nuestro cuerpo. Oxigenan la piel y elimina las toxinas y gérmenes de nuestro organismo. Nos ayuda también a producir endorfinas y a estimular la circulación sanguínea. Tienen propiedades antioxidantes y calman los dolores. Son muy buenas para mejorar el funcionamiento del sistema nervioso y ayudan a la creación de defensas.

Por sus propiedades terapéuticas están recomendadas por los médicos para los postoperatorios. Ayudan en los procesos de recuperación sobre todo tras procesos reumatológicos y de fatiga o estrés y ayudan a una rápida recuperación. El programa WaterHealth http://www.waterhealth.es/combina las propiedades minero-medicionales de las aguas termales con las mejores técnicas e instalaciones.

Cuidado de la piel. Las aguas termales ayudan sobre todo al cuidado e hidratación de la piel en épocas de calor o frío intenso. También son recomendables para las quemaduras del sol, para evitar las irritaciones tras los afeitados e incluso en la piel de los más pequeños. Utilizar por la mañana y antes de acostarnos un pulverizador con agua termal mejorará la elasticidad de nuestra piel y nos mantendrá hidratados. El uso de cosmética termal mejora el aspecto de la piel en cuestión de días.

Propiedades relajantes. Sin duda uno de los usos más comunes de las aguas termales es el de la relajación. Ya sea para deportistas, para trabajadores que pasan mucho tiempo de pie o sentados en oficinas e incluso para aquellos que tienen el estrés como compañía en su día a día. Las aguas termales nos proporcionan la energía y relax necesario para continuar con nuestras rutinas.

 aguas1

La termas, plan ideal para el invierno

Por si fueran pocos los beneficios de las aguas termales, también son un plan excelente para el invierno. La temperatura de las aguas y sus propiedades relajantes hace que una escapada a un balneario sea el plan ideal para combatir los rigores de la época invernal.

No sólo los humanos consideramos las aguas termales como una fuente de calor y relax. Los denominados 'monos de la nieve'  que vienen en las 'Montañas del infierno' en el Parque de Jigokudani en Japón han aprendido a sumergirse en las aguas termales para combatir el intenso frío. Y ya sabemos que lo que es bueno para ellos (la naturaleza es sabia) es muy bueno para nosotros. ¡Anímate a una escapada a los balnearios Caldaria y repetirás!

 

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria